Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Ley de cookies
control de plagas

El RD que obliga la limpieza en el trabajo

No solo porque obligue la Ley, la limpieza del espacio de trabajo es beneficiosa tanto para la salud, la productividad como para mejorar las ventas, transmitiendo una buena imagen a los clientes que nos visiten.

 


 

La limpieza y el orden no sólo son necesarios para el buen funcionamiento de la empresa, sino también un requisito legal. El anexo II del RD 486/97 sobre Lugares de Trabajo, ya establece la obligación de mantener el lugar de trabajo limpio y ordenado. La falta de orden y limpieza en el lugar de trabajo crea un problema, por un lado, disminuye la eficiencia, y por otro, prepara el escenario para los accidentes. En su punto número 2, nos destaca que, “los lugares de trabajo, incluidos los locales de servicio, y sus respectivos equipos e instalaciones, se limpiarán periódicamente y siempre que sea necesario para mantenerlos en todo momento en condiciones higiénicas adecuadas. A tal fin, las características de los suelos, techos y paredes serán tales que permitan dicha limpieza y mantenimiento”.

La limpieza tiene beneficios tales como la disminución de riesgos en contraer enfermedades, el no generar rechazo en clientes o proveedores que vengan a nuestras instalaciones o la creación de un buen ambiente de trabajo, “los lugares de trabajo y, en particular, sus instalaciones, deberán ser objeto de un mantenimiento periódico, de forma que sus condiciones de funcionamiento satisfagan siempre las especificaciones del proyecto, subsanándose con rapidez las deficiencias que puedan afectar a la seguridad y salud de los trabajadores”. 

Somos muchos los que pasamos la mayoría de nuestro tiempo en la oficina, después de tantas horas de nuestras vidas destinadas a nuestro puesto de trabajo, ¿tampoco estará tan mal que nos haga sentir prácticamente como en casa, no?

 

Consúltenos, ganará tiempo. 


megusta